¿Te mareas? 7 cosas que tu medico necesita saber (y solo tú puedes decirle)



Iniciando el año con entusiasmo pero con consciencia, quería escribir sobre mareos porque cada día vienen más personas a consulta con este síntoma. 

Y les preocupa mucho. Es importante que sepas el mareo no es una enfermedad en si mismo, sino un síntoma. al que debe prestársele atención.

Es preocupante para el medico también, porque es muy inespecífico, puede significar muchas cosas para el paciente, y se asocia con múltiples condiciones, algunas muy leves, otras no tanto.

Mientras más información pertinente puedas darle a tu médico, mas podrá orientarte y solicitarte los exámenes para tu caso.

Entonces, ¿que más necesita saber tu médico cuando le dices que tienes mareos?

  • Número uno: Señales de alerta. Hay algunos síntomas que si se presentan con el mareo, pueden indicar un problema potencialmente grave que hay que descartar, por lo que no deberás esperar ir a consulta sino inmediatamente a emergencia. Algunos de estos son:
  1. - Dolor torácico
  2. - El dolor de cabeza más fuerte que hayas tenido (o casi)
  3. - Fiebre (cuando las infecciones se generalizan a todo el cuerpo, puede disminuir la presión arterial y producir mareos)
  4. - Pérdida de la conciencia (segundos o minutos de duración)
  5. - Dificultad para hablar, debilidad en una extremidad o un lado del cuerpo, visión doble
  6. - Sangrado digestivo o ginecológico

  • Número 2. ULTRAIMPORTANTE. Trata de definir qué es lo que sientes. Mareo significa una cosa diferente para cada paciente. Sé que es más fácil para mi decirlo que hacerlo para ti pero no es imposible. Puede ser:
  1. - ¿Las cosas dan vueltas o tú das vueltas?
  2. - Tienes ganas de vomitar (náuseas)
  3. - ¿Sientes que estas a punto de desmayarte?

  • Número 3: Cuando comenzó y cuánto dura. No es lo mismo una hora que 2 meses (Esto aplica para todo en la vida). Intenta ser específico.

  • Número 4. Cada cuanto se presenta y si algo lo produce. Similar al punto anterior, no es igual haber presentado un mareo o dos en el último semestre que presentarlo diariamente o de forma continua. Con respecto al desencadenante, trata de precisar si se relaciona con el ejercicio físico, o con angustia o ansiedad. Es importante saber si alguna vez se ha presentado estando acostado, o si te ha despertado el mareo, o si más bien se alivia al acostarse.

  • Número 5. Que otros síntomas acompañan al mareo. ESTE PUNTO TAMBIÉN ES CLAVE. Si puedes cuando te marees, observa si presentas alguno de estos:

  1. - Dejas de escuchar por algún oído o escuchas un ruido como un zumbido
  2. - Presentas dolor en el pecho o la cabeza
  3. - Tu corazón late muy rápido o lo sientes irregular
  4. - Sientes que te cuesta respirar, tienes miedo y sientes que podrías salir corriendo
  5. - Te cuesta caminar, tu marcha es inestable y prefieres acostarte

  • Número 6.  Qué medicamentos tomas, a que dosis, y si has comenzado o suspendido algún fármaco recientemente. Especialmente si se trata de medicación para la tensión arterial, para el corazón, diuréticos o medicamentos para dormir.

  • Número 7. Tus antecedentes personales y familiares. No es igual el mareo en un muchacho de 20 años que en una señora de 80. Menciona todas las enfermedades que padeces, si has estado hospitalizado, o si te han operado alguna vez. 

A partir de la información que aportes surgirán otras preguntas por parte de tu médico. Posteriormente te examinará y te informará de cuáles serán los siguientes pasos a seguir.

Cómo todo, un buena comunicación es la clave para que puedas recuperar el sentirte bien, que es el objetivo principal de la relación médico paciente.

Estos datos seguro te servirán. Compártelo y ayuda a otra persona que este experimentando algo similar.

Dra. Lisette Cortes Piña
Medicina interna. Terapia intensiva
www. doctoracortes.com

Artículos populares

Endometriosis. Más razones para buscarla y tratarla

¿Te gustaría saber como es el sueño en la mujer? Parte 1

Sexo doloroso (dispareunia). ¿Pesadilla en el postparto?

Implantes mamarios de silicona y reacciones autoinmunes

Uso de anillo vaginal que contiene dapivirina para la prevención de la infección por VIH- 1 en mujeres