Sexo doloroso (dispareunia). ¿Pesadilla en el postparto?





La dispareunia se define como la presencia de dolor durante el acto sexual. El dolor puede presentarse en la vulva, la vagina, o muy adentro, y ser descrito como quemante o punzante, de intensidad variable.

Toda mujer ha presentado en alguna oportunidad discomfort durante las relaciones sexuales, sin embargo para que exista un trastorno, esto debe presentarse la mayor parte del tiempo. 

Constituye un problema, porque puede generar aversión a la actividad sexual, con dificultad para la excitación y mayor dolor.

Puede ser primaria (cuando se presenta sin una causa conocida, desde el inicio de la actividad sexual) o secundaria (cuando es el efecto de alguna alteración estructural, en una mujer que anteriormente no experimentaba dolor durante el sexo). 

Puede ser completa (se presenta en todos los intercambios sexuales) o situacional (si se produce en determinada circunstancias o posiciones).

Se describen causas orgánicas y psicológicas.

Orgánicas más frecuentes:
  1. Malformaciones congénitas del aparato genital.
  2. Lubricación insuficiente durante el acto sexual.
  3. Uso de espermicidas, jabones que produzcan irritación.
  4. Cicatrices secundarias a cirugía, parto cesárea.
  5. Infecciones.
  6. Endometriosis.
  7. Miomatosis uterina. Tumores. Prolapso

Psicológicas más frecuentes:
  1. El miedo al embarazo
  2. Presencia de creencias negativas, tabúes, en oportunidades de origen religioso.
  3. Inadecuada excitación, que puede ser debidas a pérdida del interés sexual en la pareja, o a relaciones sexuales “apuradas”, donde se dedica poco tiempo al juego previo.
  4. Antecedentes de relaciones sexuales traumáticas o violentas.
En este estudio, de tipo prospectivo y de cohorte, realizado en Melbourne por Mcdonald EA y colaboradores, y publicado en marzo 2016 en la revista Midwifery, los investigadores reclutaron 1507 mujeres en su primer embarazo, antes de la semana 24, en 6 hospitales públicos.

Se les proporcionaron cuestionarios al inicio, y luego a los 3, 6, 12 y 18 meses después del nacimiento. Se determinó el grado subjetivo de molestia en la primera relación sexual después del nacimiento, y en las subsecuentes, utilizando la escala de intensidad de dolor de McGill.

Resultados: Casi 9 de cada 10 mujeres experimentó dolor en la primer relación sexual después del parto (85.7%). Este porcentaje se redujo con el tiempo, a los 3 meses casi 5 de cada 10 mujeres continuaba presentando dolor (44.7%) y 3 mujeres de cada 10 persistían con relaciones sexuales dolorosas a los 18 meses.

1 de cada 10 mujeres en el estudio describió el dolor como intenso. El parto por cesárea se asoció a una MAYOR frecuencia de dolor durante las relaciones sexuales a los 6 meses del postparto.

En conclusión aunque la dispareunia postnatal disminuye en el tiempo, persiste en 1 de cada 5 mujeres después del año. 

Si este es tu caso, conversa con tu médico quien te orientará en relación a sus causas y tratamiento. No sientas pena, toda mujer merece una vida sexual plena.


Dra. Lisette Cortes
Médico internista- intensivista UCV
www.doctoracortes.com
Fuente: La dispareunia en la práctica ginecológica.  Edward Morris, Sambit Mukhopadhyay Current Obstetrics & Gynaecology (2006) 16, 226–233

Artículos populares

Endometriosis. Más razones para buscarla y tratarla

¿Te gustaría saber como es el sueño en la mujer? Parte 1

Implantes mamarios de silicona y reacciones autoinmunes

Uso de anillo vaginal que contiene dapivirina para la prevención de la infección por VIH- 1 en mujeres