Relación inversa entre migraña y consumo de sodio





La cefalea como sabemos es frecuente y preocupante para nuestros pacientes, y para nosotros, ya que debemos ofrecer un diagnóstico acertado y las mejores líneas de tratamiento, y apoyarnos en los subespecialistas en aquellos casos que lo ameriten.

La migraña en particular es un desafío. Constantemente estos pacientes, que presentan dolor crónico, están buscando nuevas maneras de aliviar sus síntomas. Les hacemos énfasis en la importancia de evitar factores desencadenantes, observar la dieta, el  sueño y el manejo del estrés emocional.

En este estudio, publicado en la revista Headache en marzo 2016, Pogoda JM y colaboradores, tomando en cuenta que diversas líneas de investigación buscan mostrar una relación entre la alteración de homeostasis del sodio y el desarrollo de migraña, analizaron una población formada por 8819 pacientes adultos incluidos en la National Health and Nutrition Examination Survey (NHANES)  entre 1999-2004, de los que se disponía de información sobe la historia de migrañas y/o cefaleas de fuerte intensidad.

Aquellos que reportaron uso de analgésicos se excluyeron para evitar el conflicto diagnóstico y la posibilidad de incluir pacientes con cefalea por analgésicos.

El consumo de sodio fue reportado como un estimado en gramos por día por los pacientes en la encuesta (utilizando estimados validados). Posteriormente, haciendo uso de regresión logística multivariable se determinaron los siguientes resultados:
  • -          La presencia de historia de migraña DISMINUYÓ a medida que aumentaba el consumo de sodio (OR = 0.93, 95% intervalo de confianza = 0.87, 1.00, P = .0455).
  • -          Esta relación se mantuvo después de realizar ajustes para la edad, sexo e índice de masa corporal, con una discreta disminución de la significancia estadística.
  • -          En mujeres, esta relación se limitó a aquellas con más bajos índices de masa corporal, en cambio no se observó esta asociación en los pacientes masculinos.
  • -          Mencionan que es posible que hayan excluido pacientes con migraña, al excluir a los pacientes que usaron analgésicos (Yo opino igual), sin embargo, un análisis de sensibilidad sugirió que el efecto de esta exclusión era mínimo.

Concluyen que esta es la primera evidencia de una relación inversa entre la migraña y el consumo de sodio en la dieta, lo cual es consistente con su hipótesis de que la ingesta de sodio podría alterar las concentraciones extracelulares de este catión en el sistema nervioso y la excitabilidad neuronal.

¿Qué te parece? El estudio es interesante por la amplitud de la población que toma en cuenta, pero creo que el hecho de incluir las cefaleas intensas como migrañas y el excluir a los pacientes que usan analgésicos afecta los resultados. Aunque aún no estamos listos para recomendar a los pacientes con migraña que incrementen la sal en sus comidas, es un dato a tener en cuenta, mientras se confirman o niegan estos hallazgos.


Si eres un paciente con migraña, convérsalo con tu médico. El efecto de la alimentación en la frecuencia y la duración del dolor es importante y varía en cada caso. No te quedes con dudas.

(Mancuspias, personajes fantásticos incluidos por Julio Cortázar en su cuento "Cefalea", publicado en 1951). Tomado de http://nicolaspiccolo.bligoo.com.ar/bestiario-de-julio-cortazar#.VvnTvfl97IU)


Dra. Lisette Cortes
Médico internista- intensivista UCV
@internista_hoy
Consulta previa cita: 
- Centro de Especialidades Respiratorias y Trastornos del Sueño K26. San Bernardino. Tlf 0212-5501645, 5502776

- Unidad Clínica Integral de la Mujer Cala. CC Concresa. Prados del Este. Tlf 0212-9776666, 9776499

Artículos populares

Endometriosis. Más razones para buscarla y tratarla

¿Te gustaría saber como es el sueño en la mujer? Parte 1

Sexo doloroso (dispareunia). ¿Pesadilla en el postparto?

Implantes mamarios de silicona y reacciones autoinmunes

Uso de anillo vaginal que contiene dapivirina para la prevención de la infección por VIH- 1 en mujeres