Atrévete a ser un paciente informado: Qué es el tromboembolismo pulmonar en el embarazo?



En este post vamos a hablar un poco sobre el tromboembolismo pulmonar en el embarazo.

Esa palabra trombosis, tromboembolismo, suena muy complicada.

Pero sabes porque hay que saber qué es?


Porque es la primera causa de muerte en embarazadas en países desarrollados!


Ocurre en 5 a 12 embarazos de cada 10000.

Así suena poco, pero esto es 7 a 10 veces más frecuente que en una mujer no embarazada de la misma edad!

Y en el puerperio, (es el período de las 6 semanas posteriores al nacimiento del bebé) el riesgo es 10 a 35 veces más alto que en una mujer no embarazada.

Aún en países industrializados, La mortalidad alcanza un 30%!

Y porqué es tan alta?

Porque es difícil de sospechar, no solo en la embarazada, si no en la población general.

Y es el momento de comenzar a hacerlo.


CUANDO SE DIAGNOSTICA Y TRATA APROPIADAMENTE LA MORTALIDAD SE REDUCE A 8%.

En nuestro cuerpo existe un sistema que incluye células como las plaquetas, y diversas proteínas que son elaboradas por las plaquetas, los vasos sanguíneos y el hígado.

La mitad de estos factores son procoagulantes. Se activan cuando se produce algún sangrado anormal (por ejemplo, una cortadita).

Al activarse van a hacer que se forme un coágulo o trombo.

La otra mitad de los factores son anticoagulantes,  nuestro cuerpo los activa cuando el sangrado está controlado, para deshacer el coagulo formado y permitir que la circulación sea normal.

Es un sistema perfectamente balanceado.

Entonces, un trombo es básicamente un coagulo, formado por glóbulos rojos, plaquetas, y proteínas de la coagulación.


Cuando se produce un trombo de manera espontánea en alguna vena o arteria, obstruyéndola total o parcialmente, hablamos de TROMBOSIS.


Cuando se forman en las venas profundas de las piernas, se llama trombosis venosa profunda.

También puede ocurrir en el cerebro, en la retina.

O puede formarse en las venas de las piernas y viajar en la sangre hasta los pulmones. Eso es lo que se llama un TROMBOEMBOLISMO PULMONAR. 

De esto quiero hablar en este post.

La situación es que en la embarazada existe una predisposición a que ocurran trombosis.
Y eso por que?

La naturaleza, en su sabiduría, aumenta la producción de las proteínas procoagulantes y disminuyen las proteínas que rompen los coágulos (las anticoagulantes), para que la embarazada coagule más rápido.

Te preguntaras con que objetivo?

Protegerla de una perdida excesiva de sangre en el parto.

Por eso es que se dice que el embarazo es un estado procoagulante

Además se unen otros factores:
-         - Las venas se dilatan por efecto de la hormona progesterona, que está elevada en la gestante
-          - Podrían lesionarse las paredes de los vasos durante el parto o la cesárea
-          - El útero, aumentado de tamaño por el bebé, comprime los vasos sanguíneos en la pelvis.

Si a esto, que es propio de la condición de embarazada, le agregas:
-          - Obesidad
-          - Antecedente de alguna enfermedad reumatológica, como síndrome anti fosfolípido, lupus
-          - La presencia de cáncer
-          - Tabaquismo
-          - El permanecer mucho tiempo inmovilizada, por ejemplo por una fractura o cirugía
-          - Algunas técnicas de reproducción asistida
-          -  Si presentaste alguna infección como la corioamnionitis
-          -  Hemorragia intraparto
-          - Preeclampsia
-          - Cesárea de emergencia

Tu riesgo está aumentado. Tranquila, eso no significa que lo tengas, conocer los riesgos nos sirve para controlarlos.

Recuerdas que te comenté al comienzo que es difícil de sospechar.

ESTO OCURRE POR QUE LOS SÍNTOMAS SON MUY INESPECÍFICOS.

Lo más frecuente es dificultad para respirar y palpitaciones.

Totalmente inespecíficos,  verdad?, y se presentan en muchas por no decir todas las mujeres en algún momento de su embarazo.

Hay otros datos que pueden orientar a tu doctor, pero tampoco son específicos:
-          - Dolor en el pecho
-          - Tos con sangre (esto se llama hemoptisis)
-          - Fiebre
-          - Glóbulos blancos altos, (esto también puede verse en la gestante normal)
-          - En caso graves, sudoración fría, palidez, alteraciones de la conciencia, desmayos
-          - En 25 a 50% de las pacientes, pueden haber signos de trombosis en la pierna donde se formó originalmente el coagulo, como:
o   Dolor
o   Hinchazón
o   Coloración roja
o   Calor.


Como ves, esto es una enfermedad que exige al médico ser un detective.
Interrogarte, examinarte, sospechar, y decidir rápidamente si se ameritan más estudios, y cuáles.

Esta parte del proceso requiere mucha consideración y comunicación con el especialista.

Porque lo digo?


Recuerda que por estar embarazada, las radiografías y tomografías sólo se hacen cuando son imprescindibles (por el riesgo de radiación al feto).


Sin embargo, cuando hay que hacerlas, deben hacerse. Es menor el riesgo de radiación para ti y tu bebé, que el de un tromboembolismo no diagnosticado.

Entre los exámenes que te podrían hacer, están:
-          Radiografía de tórax: sobre todo para descartar otras enfermedades, como la neumonía
-          Electrocardiograma: algunos signos son muy sugestivos de tromboembolismo pero son raros.
-          Gases en sangre arterial: para determinar los niveles de oxígeno y dióxido de carbono en tu sangre.
-          Eco doppler venosos de miembros inferiores: lo pedimos sobre todo cuando se observan signos de trombosis en la pierna, como te comenté.
El eco nos permite ver si hay coágulos en las venas de las piernas. Si es así, es correcto para el médico asumir que hay un tromboembolismo  y empezar tratamiento.
-          Si el eco doppler es normal, pero persiste la sospecha, se te podría realizar una Angio tomografía de tórax  o un gammagrama pulmonar.

Cada estudio tiene sus pros y sus contras, y ayudarán a decidir si debe procederse a tratamiento.

Elegir uno u otro dependerá de muchos factores, como su disponibilidad en el centro donde te encuentres, y si tienes alguna contraindicación, los resultados de los test previos, etc.

En algunos casos es necesario hacerlos los 2.

Anteriormente se solicitaba un examen de sangre, el dímero D, que mide productos de la degradación del coágulo.

Pero como es muy inespecífico, (esto significa que el resultado puede estar alterado aun en la gestante sana) en las últimas guías no se recomienda su realización.

El médico puede comenzar tratamiento si el riesgo es alto, antes de tener resultados, dependiendo de su criterio.

Hay algunos pacientes que tienen coágulos tan grandes que no permiten llevar la sangre a órganos vitales y esto pone en peligro la vida.

En ese caso, el paciente debe ingresar a terapia intensiva. Allí pueden realizar diversas maniobras que van a mejorar el pronóstico de la madre y del embarazo.

El tratamiento de esta enfermedad es con un anticoagulante, la heparina.


La heparina actúa impidiendo que se formen más coágulos, mientras tu propio organismo va eliminando el que tienes. Es decir, la heparina no disuelve directamente el trombo.


Es un medicamento delicado, la principal complicación de su uso es el sangrado, por lo que antes de iniciarlo se te realizaran exámenes de hemoglobina, hematocrito, plaquetas.

Deberás permanecer hospitalizada hasta determinar que no hay riesgo para ti o tu bébe.

El tratamiento va a durar lo que quede del embarazo y hasta la semana 6 del postparto. Puede extenderse porque no debe cumplirse por menos de 3 meses.

El medicamento no pasa a la leche, así que si te encuentras en condiciones podrás amamantar a tu bebe.


Tromboembolismo es igual a finalizar el embarazo?


No siempre, dependerá de que tan severo sea y de cuantas semanas de embarazo tengas. Es una decisión que la toman varios especialistas al discutir tu caso.

Se ajustarán las dosis del anticoagulante acorde con el procedimiento que se vaya a realizar, parto o cesárea, y otros factores de riesgo que tengas.

Se puede modificar la anestesia a utilizar y la técnica quirúrgica.

Si vas a recibir la heparina en casa, tu o un familiar deberán aprender a inyectar, porque es una inyección subcutánea.

No existe todavía tratamiento vía oral aprobado en el embarazo para tratar el tromboembolismo.


Ya en el postparto, puede utilizarse la warfarina, que es un anticoagulante y que se toma vía oral.

No tiene contraindicación para amamantar. Sin embargo, deberás hacerte exámenes de sangre frecuentes, para revisar que la dosis que estas tomando es la apropiada para ti.

Dependiendo del caso, posterior a terminar el tratamiento, deberás ser evaluada por un especialista en coagulación, un hematólogo.


Este revisará si todavía tienes algún factor de riesgo de trombosis que deba ser tratado. 
Y si deseas embarazarte nuevamente, te orientará en el proceso. 
mujer embarazada contenta

Todas las enfermedades, aún las más graves, mejoran su evolución cuando el paciente está bien informado 
Para ti es más fácil comunicarte
Para nosotros es más fácil entenderte

Si te ha gustado este post, compártelo con tus seguidores. Gracias!


Dra. Lisette Cortes
Médico internista- intensivista UCV
@internista_hoy
Consulta previa cita: 
- Centro de Especialidades Respiratorias y Trastornos del Sueño K26. San Bernardino. Tlf 0212-550645, 5502776

- Unidad Clínica Integral de la Mujer Cala. CC Concresa. Prados del Este. Tlf 0212-9776666, 9776499

Artículos populares

Endometriosis. Más razones para buscarla y tratarla

¿Te gustaría saber como es el sueño en la mujer? Parte 1

Sexo doloroso (dispareunia). ¿Pesadilla en el postparto?

Uso de anillo vaginal que contiene dapivirina para la prevención de la infección por VIH- 1 en mujeres

Endometriosis y riesgo de enfermedad cardiovascular