El roncar en el embarazo puede asociarse a complicaciones obstétricas.





En un estudio publicado en la revista PLOS one el 12 de febrero de 2016, Ge y colaboradores tenían como objetivo determinar la prevalencia de ronquido en la embarazada y  su relación con ciertas complicaciones obstétricas.

Métodos: se les aplico un cuestionario a las pacientes en el primer y el tercer trimestre de la gestación, y se clasificaron en no roncadoras, roncadoras habituales (aquellas que lo presentaban antes del embarazo) o roncadoras gestacionales (aquellas que no lo presentaban hasta que se inició la gestación).

Se aplicó posteriormente regresión logística para determinar las asociaciones.

Resultados: Se incluyeron 3079 pacientes embarazadas, de las cuales 11.7% eran roncadoras gestacionales, 4.9% eran roncadoras crónicas, y 83.4% eran no roncadoras.

Después de ajustar para otras variables, el ronquido crónico se asoció de forma independiente con el desarrollo de diabetes gestacional (RR 1.6, 95% CI 1.09-2.53). Tanto el ronquido gestacional como el crónico se asociaron de forma independiente con alteraciones placentarias.

Las pacientes que presentaron ronquido gestacional tenían mayor riesgo de parto por cesárea (RR 1.37, 95% CI 1.09-1.73), macrosomía (RR 1.54, 95% CI 1.05-2.27), y productos grandes para la edad gestacional (RR 1.7, 95% CI 1.31-2.24).

Además, la presencia de sobrepeso u obesidad antes del embarazo, tenía relación con la presencia de ronquido.
mujer embarazada dormida

Conclusión: El roncar durante el embarazo puede aumentar el riesgo de complicaciones obstétricas. Se necesitan más estudios para confirmar estos resultados.









Artículos populares

Endometriosis. Más razones para buscarla y tratarla

¿Te gustaría saber como es el sueño en la mujer? Parte 1

Sexo doloroso (dispareunia). ¿Pesadilla en el postparto?

Uso de anillo vaginal que contiene dapivirina para la prevención de la infección por VIH- 1 en mujeres

Endometriosis y riesgo de enfermedad cardiovascular