Metformina versus insulina para el tratamiento de la diabetes gestacional




El embarazo es una “prueba de esfuerzo" para el cuerpo de la madre. Se producen cambios en todos sus sistemas y perfiles hormonales, esto con el objetivo de proveer sustrato para formar una nueva vida.

En el caso del sistema endocrino, debe descartarse la diabetes gestacional. 

Esta se define como la alteración del metabolismo de los carbohidratos que se detecta por primera vez en la gestación y que se refleja en niveles elevados de glicemia (azúcar en la sangre).

Su presencia se relaciona a complicaciones como macrosomía (peso del feto > 4.5 kg), preeclampsia, parto por cesárea, etc.

Tradicionalmente el tratamiento incluye ejercicio moderado, ajustes en la dieta e insulina cuando estas 2 medidas fallan. 

Sin embargo, el tratamiento con insulina no siempre es aceptado por la gestante, ya requiere un mayor nivel de compromiso para su cumplimiento (debe inyectarse varias veces al día, y realizar mediciones de su glicemia)

El uso de medicamentos para la diabetes por vía oral, como la metformina, si bien es económico y más sencillo para la paciente, es controversial por su seguridad.

En este estudio, publicado en febrero de 2016 en el Irish Journal of Medical Science, por Zhu y colaboradores, se realizó una búsqueda de estudios aleatorizados, en idioma inglés, publicados en las bases de datos Pubmed (1948-2014), Embase (1974-2014), The Web of Kwnowledge (1950-2014) y Cochrane.

Resultados

Se incluyeron 8 estudios, con 1712 pacientes con diabetes gestacional, de los cuales 853 recibieron metformina y 859 insulina. Los resultados mostraron que el uso de metformina:
- No aumenta el riesgo de prematuridad.
- Puede disminuir la ganancia total de peso de la madre.
- Disminuyó significativamente el riesgo de hipoglicemia neonatal e ingreso a UCI neonatal.
- No se observaron diferencias en cuanto a la presencia de preeclampsia o la decisión de cesárea, o efectos adversos como hiperbilirrubinemia, bebé grande o pequeño para la edad gestacional, macrosomía o distress respiratorio.


En conclusión la metformina parece ser una opción adecuada para el tratamiento de la diabetes gestacional. Se necesitan más estudios para confirmar estos resultados.

¿Y a usted se le realizó despistaje de diabetes en el embarazo? Si la presenta, puede conversar con médico esta opción de tratamiento.




Dra. Lisette Cortes Piña
Médico internista- intensivista UCV
@internista_hoy
www.doctoracortes.com

Artículos populares

Endometriosis. Más razones para buscarla y tratarla

¿Te gustaría saber como es el sueño en la mujer? Parte 1

Sexo doloroso (dispareunia). ¿Pesadilla en el postparto?

Implantes mamarios de silicona y reacciones autoinmunes

Uso de anillo vaginal que contiene dapivirina para la prevención de la infección por VIH- 1 en mujeres